Para algunos, la preverificación vehicular puede ser un exceso. Sin embargo, aquí te diremos por qué es una necesidad que lleves tu auto a la preverificación y evites problemas posteriores.

En primero lugar, en la preverificación se hace una revisión completa y exhaustiva de tu auto. Esta equivale a la que se hace en el verificentro, por lo que se pueden encontrar distintas fallas y factores de riesgo. Así, tu auto podrá contar con soluciones y arreglos previos antes de que sea demasiado tarde.

No se trata de que pagues “mordida” o “salto”, se trata de que tu auto se encuentre en perfectas condiciones para que pase la verificación sin problema y a su vez no dañe el medio ambiente. Además, con esta preverificación podrás manejar con más tranquilidad, pues sabrás que tu carro está en buenas condiciones. Te invitamos a visitarnos y agendar tu cita de preverificación. Estamos a tu servicio.